Los lavasecarropas tienen todas las presunciones de ser la solución ideal para espacios pequeños. No tener que colgar la ropa en el balcón, o peor aún, en el interior de la casa es un sueño utópico para gran parte de las personas. Los lavasecarropas obviamente son más caros que los lavarropas convencionales y en general no tienen buena fama. ¿La ropa saldrá realmente seca o estará un poco húmeda? ¿Cuántas horas puede tardar un proceso de lavado y secado? Son dudas que todos tenemos antes de decidir por la compra de un lavasecarropas, que a priori, suena tan maravilloso. En este post, veremos que la utopía no dista mucho de la realidad ¡en la medida en que sepamos cómo aprovechar su rendimiento al máximo!

Elegir tu lavasecarropas

Antes de decidir comprar un lavasecarropas es fundamental saber cómo funcionan y qué especificaciones técnicas debemos conocer. Incluso para elegir el modelo, a veces también podemos valernos de recomendaciones de nuestros conocidos o de opiniones de otros usuarios que podamos encontrar en internet. Los lavasecarropas secan por calor y no necesitan salida al exterior. Lo que hacen es evaporar el agua de la ropa. Y es importantísimo tener en cuenta que para que el secado sea exitoso, no se puede sobrecargar al lavasecarropa y que muchas veces funciona mejor a un 75% de su capacidad máxima.

Lavasecarropas más utilizados

“En el mercado internacional los lavasecarropas por excelencia según sus usuarios son los LG” cuenta una fuente experta en el tema. Los lavasecarropas Samsung también han sido muy utilizados en mercados locales con un rendimiento respetable por lo que en general también son recomendados.

Consejos para el uso de tu lavasecarropas

Los lavasecarropas de mayor capacidad de carga presentes en el mercado argentino poseen en general una capacidad de lavado y secado de 9kg, lo cual es una carga bastante respetable. Es clave en tal caso aplicar nuestro consejo de no utilizar el peso máximo: cargando 6 o 7 kg de ropa de consistencia homogénea nos brindará un proceso de secado óptimo y asegurado, cumpliendo ampliamente nuestros objetivos del producto. Claro que podría cargarse de todas formas hasta 9kg y posiblemente obtener un resultado ideal, pero mantener el nivel de carga del lavasecarropas en porcentajes menores, es el mejor truco para asegurarse contar con ropa totalmente seca al momento de retirarla del aparato. También respetemos la homogeneidad de la ropa. Es decir, si mezclamos jeans con medias de algodón, probablemente obtengamos resultados dispares, pero respetando estas consignas junto con algunas de las recomendaciones que brindan los fabricantes en su manual, seguramente obtendrás los resultados soñados que lograrán que abandones los tenders o sogas improvisadas para secar la ropa en los días húmedos.

Tip final para la elección

Como tip final en la elección de tu nuevo lavasecarropas es importante señalar que los mismos poseen un abanico exclusivo de programas de lavado y secado. Algunos modelos pueden tener más de 15 e incluso hasta 20 programas, los cuales pueden ser variantes del tipo de ropa a lavar / secar (por ejemplo, algodón, lana, fibras), del tiempo del proceso  e incluso de la velocidad de rotación del tambor. En este punto, será de gran ayuda tener en cuenta que es muy probable que el 90% de las veces utilices el mismo programa, por lo que será muy útil que pienses primero qué tipo de ropa es el que más utilizás, para asegurarte de que tu nuevo lavasecarropas será de gran utilidad en lavar y secar tus prendas.

Dejar un comentario