Cuáles son las diferencias entre las cocinas eléctricas y las cocinas a gas

Las diferencias entre las cocinas eléctricas y las cocinas a gas parecen saltar a simple vista, casi por intuición. Las eléctricas consumen energía eléctrica y son “más seguras” mientras que las cocinas que son a gas parecerían “gastar menos dinero” y tener la contrapartida de la administración de gas, el cuál puede ser peligroso ante un mal uso o defecto del producto. ¡Sin embargo, la realidad es un poco más profunda!

Ambos tipos de cocinas poseen normalmente de 2 a 4 hornallas de diferente tamaño (claro que también hay modelos con más) y en general poseen el horno, el cual puede estar en el mismo aparato o por separado.

Veamos primero el funcionamiento de las cocinas

Las cocinas que son a gas inyectan el combustible (es el mismo gas) a las hornallas. Dicho gas, que entra en combustión gracias a una llama, puede ser envasado o provisto por la conexión a red. Por otro lado, las cocinas eléctricas poseen una resistencia que genera calor a medida que la corriente eléctrica fluye a través de ella (para los curiosos, es el choque de los electrones que fluyen contra los átomos del metal lo que disipa dicho calor). Este calor es transmitido a las hornallas o al horno dependiendo el uso que se le esté dando a la cocina eléctrica.

En una instalación bien hecha, la conexión eléctrica del equipo debería ser independiente a la del resto del hogar, por una cuestión de seguridad. Dicha conexión ya se realiza de esta forma en las construcciones nuevas o sino, se puede encargar a cualquier electricista matriculado, siendo el trabajo una tarea de rutina para ellos.

Los costos de las cocinas eléctricas y las cocinas a gas

Las cocinas a gas son en general más económicas que las cocinas eléctricas. Y dentro de las cocinas a gas, las de acero inoxidable son más costosas que las enlozadas.

Si hay que realizar la conección, la instalación será más compleja y cara en las cocinas a gas, en parte porque se requiere de mayores precauciones, aunque con el tiempo, la inversión se amortiza ya que actualmente, los consumos de las cocinas eléctricas son más “costosos” que los consumos de las cocinas a gas que utilizan conexión a red.

Distinto es el caso de las cocinas que utilizan gas envasado. El costo de sus consumos puede ser incluso mayor que el costo del consumo de una cocina eléctrica. Dato fundamental a tener en cuenta.

Características generales de las cocinas

Cocinas a gas

– El calor es instantáneo
– Cuando se utilizan las hornallas para hervir líquidos, hay que estar muy atentos a que no se produzcan derrames.
– El horno necesita poco precalentamiento y es sencillo de operar

Cocinas eléctricas

– Las hornallas son muy seguras
– El horno requiere mayor tiempo de precalentamiento
– La gestión de la temperatura del horno no es tan sencilla como en las cocinas a gas

Ventajas y desventajas de las cocinas a gas y las cocinas eléctricas

– Las cocinas eléctricas tienden a ser más seguras
– El sabor en las cocinas a gas puede ser un poco más “natural”
– Las cocinas a gas tienden a oxidarse con mayor facilidad
– Panes y pizzas obtienen mejores resultados en las cocinas a gas
– Carnes, papas y batatas obtienen mejores resultados en las cocinas eléctricas
– Las cocinas eléctricas tardan más en enfriarse
– Las cocinas eléctricas calientan menos el ambiente y son más sencillas de limpiar.
– Las cocinas a gas son más “resistentes”.

Dejar un comentario