10 tips para comprar una bicicleta

En este post te vamos a brindar los 10 tips para comprar una bicicleta que te van a permitir hacer una compra perfecta para tener tu bici ideal por unos cuantos años. Piensa que una bicicleta es un vehículo que te acompañará en muchas aventuras y que te brindará maravillosos momentos de libertad y recreación, aunque claro, también te ayudará a movilizarte por todos los caminos que necesites, ya sea en la ciudad o en ámbitos rurales.

¿Para qué vas a utilizar la bicicleta?

Lo primero que tienes que definir es para qué vas a utilizar tu bicicleta. ¿La utilizarás para ir al trabajo todos los días? ¿La quieres para realizar deporte al aire libre los fines de semana? ¿O tal vez te interesa incursionar en el ámbito competitivo? Cualquiera sea la razón para que quieras la bicicleta, lo importante es tenerlo bien en claro, ya que no es lo mismo quererla para dar tus primeros ruedos en algún parque cercano a tu casa a que la necesites para empezar a entrenar para competir en alguna carrera en el verano. Así que, el primer tip para elegir tu bicicleta ideal es este: definí bien cuál será su utilidad.

Definir un presupuesto para la compra de tu bicicleta

Aunque este tip está un poco vinculado con el anterior, es importante diferenciarlo ya que conocer tus posibilidades económicas es fundamental a la hora de elegir la bicicleta de tus sueños. Ten en cuenta que puede considerarse a la bicicleta (como dicen los economistas) como un “bien de capital”, ya que la misma es un producto que te va a durar muchos años y que, sobretodo en los casos donde sea utilizada como medio de transporte cotidiano, es una inversión que se va recuperando día a día.

Conocer los diferentes tipos de bicicletas

Si bien todas las bicicletas tienen 2 ruedas, manubrio, un cuadro y un aspecto, a grandes rasgos, similar, en realidad existen varios tipos diferentes y conocerlos, es importante a la hora de saber cuál será el que mejor se amolde a tus intereses. A continuación, repasamos los 3 tipos de bicicletas principales.

Mountain Bikes (MTB)

Las bicicletas llamadas “mountain bikes” (también conocidas como MTB) están pensadas para caminos agrestes, tales como caminos de tierra o pasto, por lo que en general son bastante resistentes. Poseen llantas comúnmente anchas con dibujos ranurados que mejoran la tracción en terrenos sueltos. Estas bicicletas son más pesadas que otros tipos (por su estructura más sólida) y por lo tanto tienen rangos de velocidades más bajos. Las mountain bikes son extremadamente populares, son bicicletas muy nobles que soportan mucho uso. Por ello, muchos usuarios que necesitan utilizar diariamente una bicicleta suelen elegirlas incluso para rodar en plena ciudad.

Bicicletas de Ruta

Son las típicas bicicletas pensadas para la competición en terrenos pavimentados, como el asfalto de una pista o una ruta. En general son muy livianas y los modelos más avanzados poseen toda su estructura basada en fibra de carbono, lo que hace que sean más rápidas. Se caracterizan por su forma aerodinámica y, si queremos hilar más fino, por las características del grupo que componen el plato, el piñón, las palancas y los frenos. Si quieres ir rápido, por recreación o competición, seguramente querrás tener una bicicleta de ruta.

Bicicletas Híbridas

Las bicicletas híbridas son extremadamente versátiles ya que conjugan las características de las bicicletas mountain bikes con las de las bicicletas de ruta. Suelen utilizar manubrios rectos o de doble altura, aunque también hay muchos modelos con manubrios de trekking. Las bicicletas híbridas ofrecen una solución completa a quienes necesitan una bicicleta para moverse en la ciudad, pero que también necesiten cierta flexibilidad para rodar en una variedad mayor de terrenos tales como empedrados e incluso algunos caminos de tierra suelta.

Conocer el material del cuadro de la bicicleta

Como consecuencia de la evolución permanente de las diferentes tecnologías en la fabricación de los cuadros de bicicletas, existen en la actualidad varios tipos diferentes en el mercado. Podrás encontrar incluso el mismo modelo de bicicleta ofrecido en diferentes variantes de acuerdo al material con el que se construye la estructura principal. En general, la bicicleta (sea el tipo que sea) busca ser liviana para lograr el mejor rendimiento del ciclista. Esto es, mayor velocidad con menor esfuerzo. Por ello, el tope de gama siempre serán las estructuras como las nuevas fibras de carbono que ofrecen estructuras modernas con muy poco peso en sus componentes. Sin embargo, es muy probable que las otras alternativas como cuadros de aluminio o acero sean también convenientes para ti, ya que quizás la utilidad que requieras no necesite ir a la máxima velocidad posible.

Definir el talle de la bicicleta

Es prioritario que conozcas el talle de bicicleta ideal para el tamaño de tu cuerpo. Puedes testear el tamaño del cuadro “pasando una pierna sobre el cuadro y parándote con los dos pies en el suelo. Para un cuadro de ruta se recomienda que exista un espacio de unos 2.5 cm entre el poste y tu cuerpo. Para una bicicleta de montaña lo recomendable son aproximadamente 5 cm o un poco más”.
Si bien al principio es un tema que probablemente deberás definir con un especialista, lo bueno es que luego siempre sabrás el talle correspondiente, salvo que todavía seas joven y tu cuerpo no se haya desarrollado por completo, en cuyo caso seguramente el talle crecerá con los años.

El manillar de la bicicleta

Hay tres tipos principales de manillares (el manubrio de las bicicletas):

Manillares planos

Ofrecen una posición más erguida y por ende son más cómodos y la espalda es exigida con menor rigor. La prioridad es la comodidad y el paseo en detrimento de la velocidad.

Manillares de competición

Ofrecen varias posiciones, incluyendo las más agazapadas para lograr mayor velocidad e incluso posiciones de descanso.

Manillares de triatlón

Poseen una extensión que ofrece la posición más aerodinámica posible, ya que en las competencias de este deporte, normalmente no está permitido refugiarse del viento dentro de un pelotón de ciclistas.

Las ruedas de la bicicleta

Para trayectos cortos, ruedas pequeñas se adaptan mejor al empleo de los “cambios” del piñón, tan necesarios en ambientes urbanos. Por otro lado, para tramos más largos e ininterrumpidos, las ruedas grandes permiten una mejor performance en el rendimiento del ciclista.

Complementos de la bicicleta

Hay que asegurarse de tener los accesorios necesarios para el correcto aprovechamiento de la bicicleta. Los dos más indispensables son el portacaramagnola (la sujeción de la botellita de agua) y las luces de seguridad, en caso de que sea necesario rodar en horas de poca o nula presencia de luz solar.

Diseño y colores

El mercado ofrece un sinfín de opciones para elegir la mejor bicicleta de acuerdo a nuestro gusto. En este tip, solamente podemos decirte que ¡elijas las combinaciones que más te gusten!

Aprovechar las ofertas y cuotas

Como ya hemos mencionado anteriormente, la bicicleta es un bien de capital que se amortiza con su mayor uso. Es prioritario que su durabilidad esté garantizada y es preferible ahorrar un poco de dinero (si es necesario) para hacer una buena compra antes que gastar por comprar algo ya. Lo importante es estar seguro de que la bicicleta elegida será lo suficientemente buena para el uso al que será sometida. Y es en esta visión, que pueden ayudar muchísimo las ofertas y los planes de cuotas que ofrece Todo Casa, ya que muchas veces facilitan la administración de las compras de nuestros clientes.

Dejar un comentario